BOLETIN INFORMATIVO

Junio, 2003

Eventos

05 y 10 de mayo 2003. Checira Dugarte, Consultora de nuestra empresa dictó el Taller "Documentando nuestros Procesos" en dos de nuestras empresas clientes.

Los días 23, 30 y 31/05/03, con una duración de 20 horas nuestros facilitadores Checira Dugarte y Luis Rodríguez dictaron el Taller de "Formación de Auditor Interno de Sistema de Gestión" en la Cámara de Industriales del Estado Aragua.

A continuación disfruten de la lectura del artículo de este mes.

LA GESTIÓN DE LA EMPRESA FAMILIAR

Juan Carlos Aimetta

Empresarialmente hablando, no hay ninguna diferencia entre una empresa gerenciada profesionalmente y otra administrada familiarmente, en lo que se refiere al trabajo que hay que hacer: las dos compran, venden, reciben lo que compran, entregan lo que venden, a veces pagan lo que deben y, cuando pueden cobrar lo que se les debe. Pero si existen diferencias fundamentales entre una y otra, la gestión de las empresas familiares tienen sus propias reglas; conocerlas puede ayudar a prevenir problemas, a mejorar, o por lo menos, a consolarse.

Derribar al rey propio en el tablero de ajedrez no es lo mismo que derribar al capitán rival en la cancha de fútbol. Empresa y familia son juegos distintos que tienen "reglas diferentes".

  1. Mientras el objetivo de una familia es alcanzar la mayor felicidad posible de sus miembros, el de una empresa es alcanzar la mayor rentabilidad posible. La eficiencia es para las empresas y la felicidad es para la familias; así como no tiene mucho sentido hablar de una "familia eficiente", no tiene mucho sentido hablar de una "empresa feliz".

  1. Una familia quiere a sus hijos por lo que son, una empresa valora a sus empleados por lo que rinden, cuando los hijos son empleados resulta muy difícil hacer una evaluación objetiva de su desempeño. En una investigación reciente ninguna de las PyMes familiares entrevistadas tenía un sistema de evaluación de desempeño para medir la verdadera contribución de los familiares que ocupan los puestos de dirección.

  1. El lazo que vincula a los parientes debería ser afectivo, en cambio el que vincula a los socios y los empleados deberían ser contractuales. Confundir los vínculos afectivos entre padres, madres, hermanos, hijos, etc. con los vínculos contractuales entre socios y empleados puede llegar a ser fatal.

En la Pymes familiares se mezclan y se confunden muchas otras cosas.

Las Pymes familiares creen que "ser de la familia" es la primera condición, sino la única, para trabajar en la empresa; confunden "ser dueño" o "pariente de los dueños", con "saber dirigir", y "saber hacer buenos zapatos" con "saber administrar un negocio que gane dinero vendiendo zapatos".

También confunden "la plata de la familia" con "la plata de la empresa" pero, sobre todo, confunden "la intuición" con "los números", "la pasión" con "la racionalidad" y "el corazón" con "la cabeza".

Aunque no existen remedios infalibles contra las consecuencias de estas mezclas y confusiones, hay algunas reglas que reducen notablemente el riesgo de fracasar. Deben ser observadas estrictamente, de lo contrario, la empresa familiar no sólo no prosperará, sino que lo más probable es que no sobreviva a la próxima generación.

  • Los miembros de la familia no deben trabajar en la empresa salvo que sean, por lo menos, tan competentes como cualquier otro empleado que no sea de la familia y que trabajen, por lo menos, igual de duro que ellos.

Siempre es más barato pagarle a un sobrino perezoso para que no vaya a trabajar, que seguir pagándole un sueldo como empleado.

  • Las empresas familiares, salvo las muy pequeñas, necesitan poner en un puesto clave a una persona que no se de la familia. Por lo menos uno de los puestos importantes de dirección debería estar ocupado por alguien ajeno a la familia
  • Los socios que trabajan en la empresa deben cobrar un sueldo más su participación de las utilidades y los que no trabajan deben cobrar solamente su parte de las utilidades, si es que existen, y los que dirigen la empresa han decidido distribuirlas.
  • El manejo de la plata de la familia debe estar completamente separado del manejo de la plata de la empresa.
  • Hay que planificar la sucesión del fundador con tiempo y mientras haya paz entre los hijos/as son chicos y todavía no tienen novia/o o pareja estable. Planificar la sucesión es como contratar un seguro, para que sirva hay que hacerlo antes de chocar.

Una empresa familiar es ante todo una empresa y precisamente por eso debe ser rentable y estar bien dirigida.

Siempre la familia debe servir a la empresa y no al revés; si la empresa sirve a la familia probablemente pronto no haya empresa y, lamentablemente quizás tampoco haya familia.

 

La adversidad tiene el efecto de despertar los talentos que en

circunstancias prósperas
hubieran permanecido dormidos.
Horacio

ENTUSIASMO

Patricia Hashuel

Sostengo que el entusiasmo y la pasión son la llave de la felicidad y la alegría de la vida. Desgraciadamente ésta no es una emoción muy disponible para todas las personas. Algunos sienten que muy pocas cosas en la vida le pueden despertar pasión.

Hace muchos años hice un curso de liderazgo en el que por primera vez escuché esta frase. Me di cuenta que cada tarea que emprendiera podría ser un gran trabajo y que era mi responsabilidad llenar cada momento de felicidad. Solo yo podía hacer que mi día cuente. Descubrí que el secreto de la vida no es hacer lo que mas nos gusta sino amar profundamente lo que hacemos.

¿Quieres ponerte en contacto con la pasión y el entusiasmo?
Propónte poner entusiasmo en algunas cosas hasta sentirlo.
Observa tu conversación interna, las interpretaciones que haces y el espacio que te dejan

No necesitamos antidepresivos, necesitamos un "AMANTE" y entiendo por amante "aquello que nos apasiona". Lo que ocupa mi pensamiento, lo que me ayuda a esperar los tiempos mejores.


Una conversación que me ponga de novio con la vida, me dé motivación y sentido y me aparte del aburrimiento

Actúa con entusiasmo y tendrás entusiasmo

El pájaro no canta porque es feliz
es feliz porque canta