BOLETIN INFORMATIVO

Editado por Judith Aponte

Octubre, 2004

PODER SOCIAL

Fernando Sánchez Arias
www.odinamica.com

Cómo una persona puede influir en el cambio radical del comportamiento de millones de otras? Cómo se puede ser más exitoso en la vida personal, profesional, comercial y política empleando redes de personas? Cómo los mercados y las sociedades se afectan por personas que poseen la posibilidad de mover masas sin notarlo?

Según Malcolm Gladwell, autor de la obra "The Tipping Point", existen conexiones que pueden crear grandes diferencias en nuestras vidas. Las relaciones que poseemos en nuestros círculos de acción se tornan claves a la hora de lograr nuestros objetivos. Podemos ver como una persona que es poco competente para realizar un determinado trabajo, lo alcanza gracias a que es competente para lograr la ayuda y el apoyo de otros que tienen el conocimiento, la actitud y la destreza acertada para realizar esa labor. Otras personas tienen el conocimiento preciso de detalles y al contar con estos datos se convierten en centros de alta influencia y poder.

Observamos como una persona "x" puede recomendar un producto y al minuto siguiente millones de personas están corriendo a las tiendas a comprarlo. Como otra persona "y" se corta el cabello de una forma determinada y miles de seguidores le siguen en el nuevo "Corte Y". Como un virus, que al caer en un caldo de cultivo adecuado se esparce con asombrosa rapidez, así las ideas, los productos, mensajes, comportamientos, al ser divulgados por ciertas personas en ciertos espacios, llegan a millones y millones de personas en el mundo.

Llamamos Poder Social a la capacidad de contar con información determinada consciente o inconsciente para influir en el cambio de comportamiento de semejantes cercanos o distantes geográficamente hablando.

Pero esto no solo pasa de forma deliberada y positiva. Si vemos la epidemia de suicidios de adolescentes en las islas de Micronesia, la epidemia de ataques violentos con armas de fuego en Estados Unidos a partir de 1999, la epidemia de intoxicación con Coca Cola en Bélgica, en el verano de ese mismo año.

Las masas sociales, los integrantes de una empresa, los ciudadanos de una comunidad, los miembros de un equipo deportivo, los consumidores de una marca o producto determinado, los seguidores de una ideología política son los más susceptibles de esta influencia.

Pero todos podemos aprender de este fenómeno y beneficiar el adelanto de nuestra sociedad, creando ondas de influencia positiva y proactiva. Siendo los primeros en desarrollar nuestro Poder Social y en usarlo ética y positivamente.

Cómo lograrlo?:

  • Estudiando: es vital el leer más y mejor. No limitarnos al periódico, consultar la lista de los libros más leídos, conversar con personas que están constantemente actualizándose.
  • Conectándonos: Pertenecer a redes, a círculos de influencia, expande nuestro Poder Social. Al conocer más y mejor gente construimos nuestra Red de Conexión Social.
  • Capitalizando las Conexiones: No basta conocer gente, es preciso organizar y sistematizar la forma en que luego podremos contactarle, accesarle y proveerle una acción futura donde esa persona o entidad reciba beneficios de habernos conocido.
  • Identificando y deteniendo efectos epidémicos negativos: al observar como un comentario, acción o comportamiento determinado puede crear o haber creado un foco de epidemia negativa, nuestra responsabilidad es hacerlos saber y detenerlo.
  • Aprendiendo Inteligencia Emocional y Relaciones Interpersonales: toda persona que desee desarrollar Poder Social requiere de competencias emocionales y de capacidades para conectarse con otros de forma efectiva y empática.

Hemos visto como una persona enferma puede iniciar una epidemia de gripe, como un pequeño grupo de consumidores puede establecer una nueva moda mundial, como la palabra de una persona determinada puede hacer que toda una masa de personas cambie su comportamiento para bien, como la presencia de un líder puede reducir dramáticamente la rata de crimen en una ciudad.

El ejercer Poder Social es necesario en sociedades como la nuestra, pero ejercerlo de forma ética y con un sentido de propósito colectivo y armónico es esencial para contar con mejores familias, empresas y ciudades.

La vida no tiene limites, lo importante es que creas que puedes hacerlo y que te concedas todas las oportunidades de lograr tu objetivo.

Cherie Carter-Scott